¿Por qué necesito saber el Cos, Cus y Cas de mi propiedad?

Así como cada persona en el mundo es diferente, cada terreno es único. Hay muchos datos que definen a la propiedad, y estos muchas veces son confusos. Así como se podría describir a una persona con su color de ojos, color de pelo, altura y demás, los terrenos también tienen diferentes cualidades que los diferencian.

Hablando de terrenos; hay muchos tipos de propiedades como lo son las casas, locales comerciales, terrenos, baldío/lotes, bodegas, edificios, casas con uso de suelo comercial, oficinas, naves industriales, torre de departamentos, por nombrar algunas. Es muy importante conocer las cualidades del terreno, ya que estos definen qué se puede construir sobre la propiedad. Hay tres coeficientes que se usan para describir cada propiedad, y estos son el COS, CUS y CAS (o CAV).

El primero de estos es el COS: Coeficiente de Ocupación del Suelo, determina la “huella” que puede ocupar la construcción en el Predio. El segundo es CUS: Coeficiente de Utilización del Suelo, señala cuánto se puede construir en él en relación con su superficie. CAS (o CAV): Coeficiente de Absorción del Suelo (o Coeficiente de Área Verde), establece el área que se debe dejar para absorber el agua de lluvia.

¿Pero qué es un coeficiente? Coeficiente es sinónimo de cifra, factor o proporción. Todos los coeficientes sobre suelo son divisiones de una área sobre el área del suelo o terreno y son parámetros permitidos en cada municipio. Es importante conocer los coeficientes de un inmueble, pues de ello dependerá lo que se pueda construir en la propiedad.

Compare listings

Compare